rome000

 
Afiliado: 30/04/2009
xime34¿Sabes por qué los ángeles están enfadado conmigo? Por que en vez de soñar con ellos sueño contigo.
Puntos146Más
Próximo nivel: 
Puntos necesarios: 54
Último juego

Enable SSH and Telnet en Switch eve-ng

15/09/2020       
https://www.youtube.com/watch?v=ZqIkyEJSAZ0

SVI Inter Vlan EVE-NG

15/09/2020       
https://www.youtube.com/watch?v=oCQcMKn9DYA

CISCO IOS XRV in eve-ng

15/09/2020       

https://www.youtube.com/watch?v=B7AY5PA2NDw

HSRP EVE NG redes cisco

06/09/2020       
https://www.youtube.com/watch?v=-1jepyoO9m4

Aprendiendo redes cisco

09/05/2018       

https://www.youtube.com/watch?v=xJ02oo-RpsU

El Sol y la Luna

14/08/2011       
Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!

Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capas de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor…

 

La isla de los sentimientos.

16/04/2011       

Era una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos, la alegría, la tristeza y mucho mas, incluyendo el amor. Un dia se les aviso a los moradores que la isla se iba a hundir. Todos los sentimientos se apresuraron a salir de la isla, tomaron sus barcos y partieron, pero el amor se quedo porque quería estar un rato mas con la isla que tanto amaba antes de que se hundiese.
Al fin ya casi ahogado, el amor comenzó a pedir ayuda. En ese momento venia la riqueza y el amor dijo:
-Riqueza, llévame contigo.
-No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti. Le pidió ayuda a la vanidad, que también venia pasando.
-Vanidad por favor, ayúdame.
-No te puedo ayudar amor, tu estas todo mojado y vas a arruinar mi barca nueva. Entonces el amor le pidió ayuda a la tristeza.
-Tristeza, ¿me dejas ir contigo?
-Ay amor, estoy tan triste que prefiero ir solita. También paso la alegría, pero iba tan alegre que ni escucho al amor llamar. Desesperado el amor, comenzó a llorar; ahí fue cuando una voz le llamo:
-Ven amor, yo te llevo. Era un viejito, pero el amor estaba tan feliz que se le olvido preguntar su nombre.
Al legar a tierra firme, el amor le pregunta a la sabiduría:
-Sabiduría, ¿quién era el viejito que me trajo hasta aquí? La sabiduría le respondió:
-El tiempo.
-¿El tiempo? ¿Pero por que solo el tiempo me quizo traer?
-La sabiduría respondió:
-Porque solo el tiempo es capaz de ayudar y entender a un gran amor.

CUANDO LOS DIOSES SE REUNIERON

09/04/2011       

En cierta ocasión se reunieron todos los Dioses y decidieron crear al hombre y la mujer, planearon hacerlo a su imagen y semejanza, entonces uno de ellos dijo:

- Esperen, si los vamos a hacer a nuestra imagen y semejanza, van a tener un cuerpo igual al nuestro, fuerza e inteligencia igual a la nuestra, debemos pensar en algo que los diferencie de nosotros, de no ser así, estaríamos creando nuevos dioses. Debemos quitarles algo, pero que les quitamos?

Después de mucho pensar uno de ellos dijo: -Ah, ya se! vamos a quitarle la felicidad, pero el problema va a ser donde esconderla para que no la encuentren jamás!

Propuso el 1°: vamos a esconderla en la cima del monte mas alto del mundo, a lo que inmediatamente repuso otro: no recuerda que les dimos fuerza, alguna vez alguien subirá, y la encontrara, y si la encuentra uno todos sabrán donde esta.

Luego propuso otro: entonces vamos a esconderla en el fondo del mar, y otro contesto, no , recuerda que les dimos inteligencia, alguna vez alguien construirá un equipo por el que puedan entrar y bajar, entonces la encontraran. Uno mas dijo: escondámosla en un planeta lejano a la tierra. Y le dijeron no, algún día alguien construirá una nave en la que pueda viajar a otro planeta y la descubrirán, entonces todos tendrán felicidad y serán igual a nosotros.

El último de ellos, era un Dios que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás dioses, analizo cada una de ellas y entonces rompió el silencio y dijo: creo saber donde ponerla para que realmente nunca la encuentren, todos voltearon y preguntaron al unísona: DONDE?

La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontraran. Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces ha sido así, el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo...... 
 

 

 

alerta de tsunami

11/03/2011       

https://www.youtube.com/watch?v=xepQKhmy-xM

 

El Centro de Detección de Maremotos de los Estados Unidos advirtió que el terremoto en Japón podría provocar olas de hasta diez metros de altura, que amenazan a toda la costa del Pacífico. Emitido por Visión Siete

https://www.youtube.com/watch?v=Ov-FPqfP_KM

 

El Saco de Plumas.

07/02/2011       

Había una vez un hombre que calumnió grandemente a un amigo suyo, todo por la envidia que le tuvo al ver el éxito que este había alcanzado.

 

Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo, y visitó a un hombre muy sabio a quien le dijo:

"Quiero arreglar todo el mal que hice a mi amigo. ¿Cómo puedo hacerlo?",
a lo que el hombre respondió: "Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y suelta una donde vayas".

El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y al cabo de un día las había soltado todas. 

Volvió donde el sabio y le dijo: "Ya he terminado", 

a lo que el sabio contestó: "Esa es la parte más fácil.
Ahora debes volver a llenar el saco con las mismas plumas que soltaste.
Sal a la calle y búscalas". 

El hombre se sintió muy triste, pues sabía lo que eso significaba y no pudo juntar casi ninguna.

Al volver, el hombre sabio le dijo:
"Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya está hecho. Lo único que puedes hacer es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que hiciste".

"Cometer errores es de humanos y de sabios pedir perdón".